viernes, 8 de abril de 2016

Crónica: Encuentro por skype con Naomi Novik

¡Buenas a todos! Después de una semana exageradamente ajetreada con la universidad, hoy por fin he tenido un hueco para traeros la crónica del encuentro al que asistí este lunes 4 de abril en la Casa del libro de Gran vía, en el que algunos bloggeros tuvimos la oportunidad de hacerle preguntas por skype a la autora de la novedad Un cuento oscuro.

Conocí de la existencia de este libro después de que se publicara en español, vi varias reseñas en donde hablaban muy bien de él y me picó la curiosidad, porque me apetecía mucho leer una nueva historia de fantasía. Pero cuando leí la sinopsis me di cuenta de que me sonaba, de que ya la había leído, y eso se debe a que este libro ya lo había visto en canales de booktube americanos, que lo ponían por las nubes en sus reseñas. Vamos, que no había caído en la cuenta que era el mismo libro (os pongo la portada más abajo por si os ha pasado lo mismo). Así que sin pensármelo más me lancé de cabeza y empecé a leerlo, y aunque sólo llevo poco más de 100 páginas, la verdad es que me está sorprendiendo gratamente.


Agnieszka tiene un don: es capaz de romper, manchar o perder cualquier cosa que lleve puesta en cuestión de segundos. Vive en el valle con su familia y es feliz en su pequeño y asilvestrado hogar. Pero la maligna y retorcida presencia del Bosque se cierne desde hace años sobre todos ellos. Para protegerse, el pueblo confía en el poder de un misterioso mago conocido como el Dragón, el único capaz de controlar con su magia el poder del Bosque. A cambio de protección, pide una sola cosa: cada diez años podrá escoger a una chica y se la llevará a su torre, un destino casi tan terrible como caer presa del Bosque.El día de la elección se acerca y Agnieszka tiene miedo. Sabe —de hecho todo el mundo sabe— que el Dragón escogerá a Kasia, la más bonita, la más valiente de todas las aspirantes. Y, también, la mejor amiga de Agnieszka. Pero cuando el Dragón llega, para sorpresa de todos, no es a Kasia a quien señala…

Uno de las primeras preguntas que le hicieron fue cómo creó el lenguaje propio que se emplea en el libro y nos dijo que se basó fundamentalmente en la parte regional del este de Europa, en el húngaro, el filandés y el estonio. Además, esta historia está muy influida por los cuentos polacos y rusos tradicionales que sus padres le contaban de pequeña y de esta manera este mundo fantástico fue creciendo poco a poco en su cabeza. Precisamente en base a esto quisimos saber por qué prefería escribir una fantasía histórica con un punto de realidad, pero no historias completamente reales. Nos contestó que los detalles históricos siempre hacen las novelas más creíbles (como en este caso la geografía real polaca, ya que se basa en cierto modo en el castillo de Cracovia), pero al mismo tiempo ella estaba buscando una historia al estilo de los cuentos de hadas y para capturar esa imaginación debía evitar la excesiva documentación. Aunque inventar todo sea muy conveniente para el autor y lo haga más sencillo, lo cierto es que ya no es tan emocionante.

Sin embargo, algo que llama realmente la atención es que la protagonista sea tan fuerte y tan actual, aunque la ambientación de esta historia sea irreal y mágica. Entonces, ¿cómo fue crear a Agnieszka? Su voz le vino a la cabeza muy rápidamente, de hecho rescribió las primeras 11.000 palabras del libro en una o dos semanas aunque el entorno de la historia aún no lo tuviera tan claro. No sabe en realidad cómo pasó, pero la protagonista la absorbió por completo desde el primer momento. En cuanto al nombre de Agnieszka, otra pregunta fue si había algún significado detrás de su peculiar nombre y el de otros personajes, y nos dijo que el nombre de ella se basa en la protagonista de uno de sus cuentos polacos favoritos de cuando era pequeña y que significaba algo así como "trozito de cielo", porque tenía unos ojos tan azules como el cielo de verano.

No obstante, a lo largo de la historia se echa en falta que se profundice en el personaje de Kasia, y ella nos cuenta que tiende a "entrar" en los personajes cómo se lo va pidiendo el proceso de escritura, y en este caso quería que el lector viviera esta historia desde dentro de la cabeza de Agnieszka. A pesar de la fortaleza interna de la protagonista, vemos que su caracterización es de una chica bastante patosa que se opone completamente al modelo de la "elegida" que representa Kasia. ¿Cuál era su objetivo al crear un personaje aparentemente desastroso? La respuesta es oponerla a la magia del Dragón, un personaje ordenado y estricto, aunque la Naturaleza se siente más atraída por ese caos presente en Agnieszka.

Por otro lado, una pregunta realmente interesante fue si creía que la sangre, la oscuridad y la muete seguirían marcado siempre la fantasía que leemos, o que los cuentos pretenden ser cada vez más "políticamene correctos". Su opinión al respecto es que no hace falta la violencia para contar una buena historia ni para demostrar que el univero siempre gana al ser humano (ya lo vemos continuamente en Juego de Tronos), pero lo cierto es que en esta historia era necesaria. No quería ser tímida al demostrar cuáles son sus consecuencias y tampoco correr el riesgo de hacerla atractiva, porque realmente vemos un sufrimiento muy humano en a la protagonista y lo sentimos junto a ella. 

No obstante, cree que el problema actual con la escritura de fantasía es que no hay suficiente diversidad, que lo importante es la colaboración entre los miembros de la comunidad, conversar con otros del género y aportar ideas nuevas, ambientaciones que no se han visto antes... Además, en EE.UU escasean las traducciones al inglés de esos cuentos de hadas polacos y de ahí su desconocimiento.

Un aspecto clave de Un cuento oscuro es que es un libro autoconclusivo e hizo esta elección a conciencia, después de escribir una saga tan laboriosa como la de Temerario. Para ella el final es lo que te hace sentir y rememorar todas las partes anteriores, y aunque no cierre como tal las puertas de este maravilloso universo, nos afirmó que la historia de Agniezska ya está completada. 

Finalmente, conocimos un poco su vida personal y supimos que ella había estudiado informática y mientras lo hacía se dedicaba a escribir fan-fiction como un mero hobbie. Creando videojuegos se había dado cuenta de que la parte de contar historias era su favorita y decidió intentarlo con una novela. Ahora las cosas han cambiado y la programación ha pasado a ser ese hobbie esporádico, por detrás de su carrera profesional como escritora. ¿Podría imaginarse entonces un videojuego basado en Un cuento oscuro? Como tal, los derechos para una película ya están vendidos, y nunca diría que no a esta oportunidad si surgiera. De hecho, ya tiene una idea para una novela en la que combinaría la historia con elementos de videojuegos.


Y eso es todo, la verdad es que fue un placer conocer a una autora tan atenta y cercana con sus lectores. Espero que os animéis a leer Un cuento oscuro, yo por mi parte seguiré leyéndolo y espero que me siga gustando tanto como hasta el momento. Gracias a Planeta por este encuentro.

3 comentarios:

MeriiXún dijo...

Hola^^
Parece que el encuentro por skype con la autora estuvo muy bien y fue interesante, ¡gracias por compartirlo!
un besote

Leyna dijo...

Tengo su libro pendiente :D

Un beso =)

esa estrella... dijo...

Le tengo muchas muchas ganas al libro! Menudo privilegio el encuentro *-*

besitos<3