domingo, 1 de septiembre de 2013

Reseña: Encerrados en la casa de atrás ~ Sharon Dogar.

¡Buenas a todos! Espero que el domingo esté yendo estupendamente :) Yo vengo a traeros una reseña de un libro que leí hace unos días y me gustó bastante, así que a ver que os parece. ¿Lo habéis leído? ¿Tenéis ganas de hacerlo? Contadme ^^ Sin más dilación, ¡dentro reseña! 



¿Convivir con Ana día tras día mientras ella escribe tan apasionadamente su diario?

¿Existir en un mundo secreto dentro de otro mundo en guerra… vivir en el interior mientras todo muere en el exterior?

Peter Van Pels y su familia han perdido su país, su hogar y su libertad; ya solo les queda luchar con todas sus fuerzas para no perder la vida.

Mira a través de los ojos de Peter
Él también tiene una historia que contar.


Hace tiempo que leí el Diario de Ana Frank, cuando tenía unos 11 u 12 años, pero no sé siquiera si lo llegué a terminar. No recuerdo todos los detalles de la historia, sólo algunos muy puntuales, por eso siempre había querido volver a leer la novela en un futuro. Sin embargo, cuando se publicó este libro, llamó inmediatamente mi atención porque esta vez no es la propia Ana quien nos narra la historia en su diario, sino que la trama está contada en primera persona por Peter, una de las personas que convivió con ella en el Anexo, y os puedo decir que la autora ha sabido muy bien cómo volver a recrear todo desde otro punto de vista.

Nuestro mundo ha dejado de girar, se ha atascado. Una cosa es estar vivo y otra vivir. Nosotros estamos vivos. Quizá algún día podamos vivir de nuevo.

La historia de Ana Frank es mundialmente conocida, sobre todo por triste final que tiene. En este libro la autora no cuenta la historia respetando todos los detalles, entrelaza lo que se cree que ocurrió con la ficción, indicando siempre cómo lo retrató Ana Frank en su diario y cómo se ha adaptado ahora para la historia propia de Peter. Sabíamos que él convivió en ese escondite, pero ahora conocemos de primera mano sus sentimientos. Sus ganas de gritar, la desesperación por salir de aquel lugar y ver la luz del día, por desear ser un chico normal y ser considerado antes un hombre que un judío.

Lo mismo me avergüenzo porque es difícil no sentir vergüenza cuando pueden matarte por el simple hecho de haber nacido. 
Cada vez somos menos. Somos como el agua que se va por el sumidero: pronto no quedará ni uno. La pila estará vacía.

Se nos narra el día a día entre esas paredes, la preocupación continua y la incertidumbre por saber cuando llegará el momento en que todo acabe, en que los descubran y vengan a llevárselos. En ocasiones, algunas partes del libro se pueden hacer repetitivas, pero es comprensible porque allí dentro tenía mucho tiempo para darle vueltas a la cabeza, para preguntarse continuamente por qué a ellos, por qué a los judíos. Peter, además, al principio no soporta a Ana, una niña demasiado habladora y malcriada, pero poco a poco va conociéndola porque ha ido madurando, hasta que incluso cree enamorarse de ella. Pero vemos también cómo lo único que le importa a Ana es escribir, dejar un legado propio, para que alguien pueda leer sus historias y así las palabras no queden encerradas allí al igual que otras muchas cosas. 


¿Si pudiera vivir aquellos días de nuevo? ¿Si ella estuviera sentada a mi lado, igual que entonces, rebosante de preguntas y añoranzas? ¿Sabiendo lo que sé ahora? ¿Hubiera actuado de otra forma? Porque tenemos menos tiempo del que pensamos. Mucho menos.

Pero todos conocemos el trágico desarrollo de esta historia, después de que los descubrieran. Es entonces cuando Peter nos contará su historia allí, en los campos de concentración, cuando plasmará todas esas palabras que había reprimido anteriormente, esas que tanto costaba que salieran de su boca. Querrá que el mundo lo sepa todo, al igual que Ana. Veremos lo que tiene que vivir en Auschwitz y después en Mauthausen, y es aquí donde nos topamos con la parte más dura y desgarradora del libro. Con tan sólo dieciocho años tiene que aprender a sobrevivir en estos campos de exterminio y ver morir decenas de personas. Esta última parte si es verdad que es un poco confusa, porque lo narra todo mezclando hechos del pasado con lo que está ocurriendo en el presente, pero esto refleja perfectamente lo que está sintiendo Peter.

En el Anexo podía despertarme de mis sueños, pero en los campos el sueño no acaba nunca. Me despierto y la pesadilla es real.
Solo soy un número, un cuerpo. Una pieza más del engranaje que debe ser contada.

Recomiendo este libro sobre todo para aquellas personas que hayan leído el diario de Ana Frank o que conozcan la historia, porque aunque no sea fiel al cien por cien, si que narra la historia de otra forma que también debe ser conocida. Me ha gustado muchísimo que la autora se haya aventurado a escribirla después de tantos años y me ha conmovido el modo en que lo ha hecho, con esa escritura tan especial y todos esos pensamientos que de verdad sabes que han sido reales, que han estado en las cabezas de todas estas personas. 

Encerrados es la casa de atrás es una novela muy cruda pero esperanzadora a la vez, porque gracias al diario de Ana Frank se pudo conocer la verdadera historia, pero ahora sabemos que Peter habría luchado también hasta el final para que no le callaran.


Agradecimientos a Everest por el ejemplar 

11 comentarios:

Laura Brooks dijo...

¡hola!
La verdad es que tiene buena pinta, eso de ser una historia cruda me llama, al igual que el tema de los nazis, aunque creo que primero leere el diario de anna frank.
Me alegro que te gustase *-*
Un beso enorme con sabor a vainilla!

Sofia dijo...

Hola :) Pues es un libro al que le tengo muchas ganitas :) Me encantó la película de Anna Frank (el libro no lo llegué a terminar, porque lo empecé a leer muy pequeña, pero me he hecho con un ejemplar para leerlo ahora)
Un besito.

ѕweeт ѕara dijo...

Hola, preciosa. pues la verdad es que no tenía ni idea de la existencia de este libro, pero con respecto al Diario de Ana Frank, me pasó como a ti, ni me aucerdo de si lo acabé xD por lo que cuentas, este es un libro que merece la pena leer, así que igual me animo. Gracias por la reseña.

¡Un besote!!!

Saray dijo...

Hola!

La verdad es que este libro me llamó la atención desde que lo vi.
El diario de Anna Frank es un libro que leí un par de veces cuando era adolescente y me marcó mucho. Desde entonces he visto muchas películas y leído muchos libros sobre el tema.
Me llama sobre todo, que esté contado desde el punto de Peter, aunque sea ficción. Pero bueno, resulta curioso.

Un beso y gracias por la reseña!

El mundo entre libros (María) dijo...

Creo que por ahora lo dejaré pasar. Un besote :)

Cerecita* dijo...

No lo conocía pero llama mi atención, besicos Ani :)

Isa Martínez dijo...

Me llama mucho la atención, porque al igual que tú me he leído El diario de Ana Frank hace bastantes años, así que si lo veo por alguna librería creo que me lo cogeré.
Un beso

Hollie Deschanel dijo...

Tiene buena pinta, quizás lo añada a mi lista para leerlo próximamente :)

MyuMyu dijo...

Me encantan las historias tan profundas y desgarradoras, aunque también soy una persona muy sensible que se afecta fácilmente por las cosas. Así que tengo un dilema a la hora de leerlo, pero creo que merece la pena :D
¡Un beso!

Shorby dijo...

No lo conocía, pero tiene muy buena pinta =)

Besotes

esa estrella... dijo...

No pinta nada mal :)
Gracias por tu reseña!!

besitos<3